El nacimiento navideño

El origen del nacimiento proviene de Europa, aproximadamente el año 1223 en Italia San Francisco de Asis reprodujo el nacimiento del niño Jesús, con ayuda de otros clérigos realizarón la casita de paja, el pesebre e invitaron a todo el pueblo a representar a los personajes incluyendo animales.  Esta tradición de nacimientos vivientes se siguió realizando en las Iglesias de toda Europa y se cree que el primer nacimiento de barro se realizó en Napoles, Italia a finales del siglo XV y fue el Rey Carlos III quién ordeno se realizara en todos sus dominios.

Al llegar los Españoles a México, durante la conquista y comenzar con la Evangelización, utilizaron las tradiciones navideñas de Europa para evangelizar y enseñaron a los nativos del Nuevo Mundo a realizar las figurillas, tradición que aún se realiza en varias partes de nuestro país.

Hoy en día los nacimientos se han adaptado a las tradiciones y colores de México, podemos encontrarlos de muchas formas y materiales, colores y tamaños, le hemos agregado nuestros toques partículares y le damos vida año con año a esta respresentación del nacimiento del niño Jesús.